¿Y qué hay del ejercicio físico?

|

Querid@s amig@s, como bien sabéis, cuando hablamos de unos hábitos de vida saludables, no nos referimos únicamente a comer de una forma adecuada, sino que debemos incluir entre esos hábitos la práctica regular de ejercicio físico, así como una actitud positiva ante la vida.
Es una realidad que más de la mitad de la población lleva una vida sedentaria, agudizándose el problema durante la infancia. Este es, sin duda, un problema de candente actualidad entre los jóvenes de hoy en día.
En esta entrada de blog me gustaría concienciaros de lo importante que es el ejercicio físico, no solo a la hora de perder y mantener el peso perdido; ser activos físicamente nos aporta múltiples beneficios que nos ayudan a tener un mayor bienestar personal. Ya hemos comentado en anteriores entradas de este blog, la estrecha y directa relación que existe entre la inactividad física y el incremento del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, como por ejemplo un infarto de corazón.
Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de hacer ejercicio físico de una forma regular?
La práctica de ejercicio físico no es un fenómeno del todo o nada. Es decir, no se trata de que, si no eres capaz de correr un maratón, no hagas nada. Lo que nos indican las recomendaciones médicas es un equilibrio. Por regla general, se aconseja realizar una actividad física regular como la detallada a continuación: 
- Los niños y jóvenes entre 5 y 17 años deben realizar unos 60 minutos de actividad física al día. 
- Las personas entre 18 y 64 años deben realizar unos 150 minutos semanales repartidos en 3-5 días a la semana.
- Las personas por encima de 65 años deben realizar alguna actividad física al menos tres días a la semana.
En realidad, se trata de aplicar algo de sentido común: hay que empezar por entender los peligros que supone el sedentarismo para nuestra salud, conocer nuestras posibilidades, y establecer un plan de actividad física adecuado a nuestras características y situación particular. 
Querid@s amig@s, ¡animaros y empezad a hacer ejercicio físico! ¡ya veréis qué bien os sentiréis!