¿Qué es el síndrome metabólico?

|

En alguna entrada de este blog hemos hecho referencia al síndrome metabólico, sin llegar a dar mayor explicación sobre el mismo. Sí es cierto que en cambio, en diferentes momentos os he explicado la importancia de tener en cuenta la distribución de la grasa corporal a la hora de evaluar el sobrepeso; es decir, la famosa teoría de la forma de pera o de manzana. 
Pues bien, el síndrome metabólico es un concepto que agrupa varias anormalidades metabólicas, y que nos indica un mayor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular en aquellas personas que lo padecen. El diámetro de la cintura es un buen primer indicador sobre este síndrome, así como algunos parámetros básicos de un análisis de sangre.
En España, algo más del 30% de la población de entre 35 y 75 años padecen síndrome metabólico según indican estudios publicados en la Revista Española de Cardiología.
Para ser diagnosticado de síndrome metabólico es necesario tener al menos 3 de los siguientes criterios: 
- Obesidad abdominal: esta viene definida por un perímetro de cintura ≥ 94 cm en hombres y ≥ 88 cm en mujeres.
- Hipertrigliceridemia: es decir, valores elevados de triglicéridos, o estar en tratamiento específico para mantener los triglicéridos a raya.
- Valores de colesterol HDL o colesterol bueno reducidos, o estar en tratamiento específico para elevas las cifras de este tipo de colesterol.
- Hipertensión arterial, o estar en tratamiento con medicación antihipertensiva.
- Glucemia anormal en ayunas, intolerancia a la glucosa o diabetes. 
Tener un síndrome metabólico nos está indicando que tenemos el doble de probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular, y también indica que multiplicamos por 1,5 el riesgo de fallecer por cualquier causa. 
Así pues, querid@s amig@s aquí os facilito una forma fácil de evaluar vuestra salud cardiovascular. Si tenéis síndrome metabólico, hay que adoptar hábitos de vida saludables para tener la situación controlada y evitar sustos.