¿Por qué engordo, si apenas como?

|

Hola amig@s! Es un hecho que cada vez hay más gente obesa en el mundo. Pero al mismo tiempo, el número de personas que se pone a dieta no para de crecer. Actualmente, se estima que entre un 25 y un 50% de la población sigue algún tipo de dieta. Sin embargo, a medio-largo plazo pocos consiguen sus objetivos, ya que aproximadamente el 80% de esas personas fracasará en el mantenimiento de la dieta. Y ahora cabe preguntarse... ¿y por qué?

Cada vez que sometemos a nuestro organismo a una dieta desequilibrada, nuestro metabolismo se ve alterado, ya que éste se pone en alerta y cada vez se hace más ahorrativo. Esto se traduce en que, con el paso del tiempo, cada vez necesitaremos menos para engordar; es decir, comeremos menos y engordaremos más, porque nuestro cuerpo está “en guardia” y preparado frente a lo que pueda venir. Seguro que alguna vez habréis oído a alguna persona con sobrepeso decir “siempre estoy a dieta y no pierdo nada” o “casi no como y cada vez engordo más”.

Así pues, mi recomendación es muy simple: por favor, evitad a toda costa las dietas milagro y los productos adelgazantes que no van prescritos por un médico facultativo, porque a largo plazo será perjudicial para vuestra salud. Pensad en tener un plan para el medio-largo plazo, bien programado y que seréis capaz de mantener. Seamos inteligentes y no nos dejemos llevar por la desesperación de cuando uno no se encuentra bien consigo mismo, buscando resultados de forma rápida. ¡Cambiemos hábitos y sintámonos bien!

Si oír obviedades puede ser aburrido, ignorarlas puede ser peligroso: Recuperemos hábitos saludables. Recuperemos la dieta mediterránea y el ejercicio físico moderado y constante como pilares fundamentales de nuestro estilo de vida.