¿Podemos prevenir el cáncer llevando una alimentación saludable?

|

Es un hecho que cuando oímos la palabra cáncer, todos nos echamos a temblar, y con razón. Pero es importante destacar que la principal causa de mortalidad en España no es el cáncer, sino las enfermedades cardiovasculares. Entonces, ¿por qué nos preocupa más la posibilidad de desarrollar un cáncer que el riesgo de sufrir un infarto o un ictus? En este sentido, me gustaría deciros que son dos tipos de enfermedades con un nexo común: seríamos capaces de reducir su incidencia con una alimentación saludable.
Es bien sabido que el cáncer es una enfermedad muy seria y compleja, que no es debida a una única causa, sino que para su desarrollo influyen diferentes condicionantes, entre los que juega en muchos casos como factor determinante la genética. Por tanto, no es mi intención banalizar respecto a esta enfermedad.
Mi objetivo es simplemente destacar el papel tan relevante que tiene una alimentación saludable basada en la dieta mediterránea (con aporte importante de frutas, verduras, fibra, aceite de oliva…) en la prevención del desarrollo de enfermedades, entre las que también podemos incluir el cáncer. Esto será más destacado, como es lógico, en algunos tipos de cáncer y menos en otros. En cualquier caso, los estudios indican que, si cambiáramos determinadas medidas relacionadas con la dieta, el control del peso y la actividad física, la incidencia del cáncer se podría prevenir entre un 29,3 y un 40, 6%.
Así que amig@s, en esta entrada de blog os doy una razón más para mantener una dieta sana, variada y equilibrada: prevenir el cáncer.