No nos equivoquemos: la obesidad es una enfermedad

|

Prácticamente todos tendemos a menospreciar la epidemia de la obesidad. Si hablamos de diabetes o de un infarto al corazón, todos tenemos claro que tenemos que tratar esas situaciones adecuadamente, debido a los riesgos que podría suponer tomar una actitud de dejadez frente a las mismas. De hecho, nos pondríamos las manos a la cabeza si eso no fuera así, ya que en nuestra mente las tenemos claramente identificadas como enfermedades. 
Entonces, ¿qué nos ocurre cuando somos conscientes de que tenemos una situación de exceso de peso que convendría tratar, pero simplemente no lo hacemos? ¿por qué no ponemos solución?
Las cifras hablan por sí solas; en nuestro país la obesidad se ha duplicado en los últimos 20 años. Más de la mitad de la población adulta tiene exceso de peso, y más de un 20% de la población infantil padece sobrepeso. 
Si no tomamos medidas eficaces para cambiar la situación actual, en el año 2022 habrá más población infantil y adolescente con obesidad que desnutrida. 
A quienes estamos concienciados con la ENFERMEDAD DE LA OBESIDAD nos preocupa ésta y sus consecuencias, ya que está claramente asociada a un incremento de la probabilidad de sufrir diabetes, ictus o cáncer, entre otras patologías. Además, contribuye en gran medida a reducir la calidad de vida de quien la padece, debido a la aparición de problemas articulares, reducción de la capacidad para realizar ejercicio físico, o generar dificultad para realizar tareas tan sencillas como por ejemplo atarse los zapatos. 
Está demostrado que con unas pautas sencillas pero eficaces, como son seguir una dieta saludable y practicar ejercicio físico de manera habitual para mantener un peso saludable, seríamos capaces de evitar aproximadamente la mitad de las muertes por enfermedad cardiovascular. Entonces ¿qué nos pasa? ¿por qué no le ponemos solución?
Querid@s amig@s, si estáis leyendo esta entrada de blog es porque os preocupa vuestra salud. Tomemos conciencia de la importancia de mantener un peso saludable y hagamos campaña a los que están a nuestro alrededor. LA OBESIDAD NO PUEDE PASAR DESAPERCIBIDA A LOS OJOS DE NADIE. ¡Pongamos solución!