Estatinas - Fármacos para el colesterol y efectos secundarios

|

Más de la mitad de los españoles tienen el colesterol elevado y un alto porcentaje de ellos no lo saben, lo que incrementa aún más el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, ya que no se puede actuar para tratar aquello que se desconoce. 
Hoy en día no hay excusa para tener nuestros lípidos mal controlados, ya que en los últimos años se han desarrollado moléculas cada vez más eficaces y con menos efectos secundarios, que hacen que los pacientes puedan cumplir los objetivos recomendados por las guías, y que hacen que reduzcamos al máximo el riesgo de enfermar por patología cardiovascular. 
Los fármacos más empleados en este campo son la familia de las estatinas, como por ejemplo la pravastatina, simvastatina, atorvastatina, rosuvastatina, y pitavastina. Como comentaba previamente, cada una tiene una potencia y un porcentaje mayor o menor de efectos secundarios. Porque, aunque las estatinas son fármacos seguros, pueden tener efectos secundarios como cualquier medicamento, siendo los más frecuentes las alteraciones hepáticas y las alteraciones musculares. No es inusual que un paciente se queje de dolores musculares cuando está en tratamiento con estatinas, o que objetivemos una repercusión analítica importante sobre todo si hace ejercicio físico intenso. 
Por lo tanto, si estáis en tratamiento de estos fármacos, es importante que os pongáis en manos de un especialista en este campo si sentís alguno de estos síntomas, ya que hay alternativas para que esto no ocurra. No hagáis como un amigo mío, que abandonó su pasión de ir en bicicleta los fines de semana porque su médico le recomendó que tomando “la medicación para el colesterol” no era recomendable que hiciera ejercicio intenso porque se le podían destruir los músculos. Actualmente esto no está justificado porque tenemos alternativas. 
Querid@s amig@s: hoy en día no tenemos excusa para no mantener nuestro colesterol a raya. Si tenéis dudas, consultad con especialistas en el campo de la enfermedad cardiovascular ¡estamos para ayudaros!