¿Es todo el pescado bueno para la salud?

|

Esta entrada de blog la escribo a raiz de un caso reciente que tuve en la consulta. Se trataba de una mujer de mediana edad y sana que desde hacía un tiempo estaba más cansada de lo habitual, con dolor generalizado, con taquicardias ocasionales, cefalea y  alteración del sueño. Tras realizarle un estudio completo y ser todo normal, pasé a realizarle la pregunta que todo médico hace cuando todo sale normal y no sabemos cómo justificar lo que le pasa al paciente: ¿Está más nerviosa de lo habitual? ¿Está pasando por una mala racha?...todo con el fin de pensar que era algo más psicológico que orgánico. 
Tras insistirme la paciente en que no sabía lo que le estaba pasando, pero que lo estaba pasando muy mal porque su malestar le impedía hacer una vida normal, decidí pedirle una analítica especial. En el resultado me sorprendió el elevado nivel de mercurio, que podía indicar una intoxicación por dicho metal.
La paciente no comía carne y basaba su dieta en grandes cantidades de verduras, frutas y pescado. Sobre todo, pescados de gran tamaño. Ante esto le recomendé que abandonara el pescado durante unos días. Después de unos días con una dieta revisada, introduciendo algún suplemento para ayudar a eliminar el pescado, el cambio en la paciente fue impresionante, pues verdaderamente parecía otra persona; Mejor aspecto general, pelo más brillante, una piel más limpia, en definitiva ¡se encontraba estupendamente!.
Con esta entrada de blog y tras exponeros este caso, me gustaría haceros reflexionar sobre la importancia de mantener una dieta lo más VARIADA posible. Como todos sabemos, el pescado es una excelente fuente de proteínas y no debemos prescindir de él. Además, es una proteína fácil de digerir, que en general nos aporta pocas calorías y que tiene un gran interés por su composición grasa cardiosaludable basada en ácidos grasos omega 3. Todo ello hace que no podamos prescindir del pescado en la dieta pero como todo,  debe ser en una cantidad equilibrada en forma de unas 2-4 raciones a la semana reservando el consumo de pescados de gran tamaño a un consumo ocasional. 
Amig@s, en los tiempos que corren y para no tener problemas ¡COMAMOS VARIADO!. El abuso de cualquier alimento por sano que sea, nos pude llevar a problemas como el que aquí os describo.