Enfermedades asociadas a la obesidad

|

¡Hola amig@s!

En la anterior entrada de nuestro blog, definíamos las enfermedades cardiovasculares y presentábamos la obesidad como un factor de riesgo modificable relativo a estas enfermedades. Efectivamente, la obesidad, especialmente la obesidad central, es un factor de riesgo por sí misma, predisponiendo a padecer patologías que afectan prácticamente a todos los sistemas.

El riesgo de padecer enfermedades asociadas a la obesidad aumenta cuanto mayor es el grado de obesidad, mayor es el tiempo de evolución y cuanto mayor es la edad del individuo.

Una lista no exhaustiva de las enfermedades asociadas con el exceso de peso podría ser la siguiente:

  • Enfermedad cardiovascular.

    • Cardiopatía isquémica: angina e infarto de corazón.

    • Enfermedad cerebrovascular: ictus y hemorragia cerebral.

  • Otras alteraciones cardiorrespiratorias.

    • Insuficiencia cardíaca congestiva.

    • Insuficiencia ventilatoria.

    • Síndrome de apneas obstructivas del sueño.

  • Alteraciones metabólicas.

    • Resistencia a la insulina y Diabetes Mellitus tipo 2.

    • Hipertensión arterial.

    • Dislipemia aterógena.

    • Hiperuricemia.

  • Alteraciones de la mujer.

    • Disfunción menstrual.

    • Síndrome de ovarios poliquísticos.

    • Infertilidad.

    • Aumento del riesgo perinatal.

    • Incontinencia urinaria.

  • Digestivas.

    • Colelitiasis.

    • Esteatosis hepática.

    • Esteatohepatitis no alcohólica, cirrosis.

    • Reflujo gastroesofágico, hernia de hiato.

  • Músculo-esqueléticas.

    • Artrosis.

    • Lesiones articulares.

    • Deformidades óseas.

  • Otras alteraciones.

    • Insuficiencia venosa periférica.

    • Enfermedad tromboembólica.

    • Cáncer.

      • Mujer.

        • Vesícula y vías biliares.

        • Mama.

        • Endometrio en postmenopausia.

      • Hombre.

        • Colon.

        • Recto.

        • Próstata.

    • Hipertensión endocraneal benigna.

    • Alteraciones cutáneas.

      • Estrías.

      • Acantosis nigricans.

      • Hirsutismo.

      • Foliculitis.

      • Intertrigo.

    • Alteraciones psicológicas.

    • Alteraciones psicosociales.

    • Disminución de la calidad de vida.

      • Trastornos del comportamiento alimentario.

 

Recuerda que en medicinaydieta.es somos profesionales médicos, por lo que podemos ofrecerte cualquier asesoramiento respecto a estas enfermedades y su relación con una adecuada alimentación.