Dieta en el embarazo: la importancia de los hidratos de carbono

|

Como explicamos en la anterior entrada de nuestro blog, durante el embarazo es muy importante seguir una dieta variada y equilibrada para que este proceso tan importante transcurra adecuadamente. Si previamente teníamos ya unos buenos hábitos alimenticios, !perfecto! y si no era así, es un momento ideal para adquirirlos ya de por vida.
Durante el primer trimestre, simplemente tenemos que hacer hincapié en la importancia de mantener 5 comidas al día a unos horarios regulares sin ser necesario aumentar el número de calorías. 
Es durante el segundo trimestre cuando ya hay que incrementar las calorías diarias en 300-500 kcal. Este incremento no tiene que ser a base alimentos grasos o de bollería industrial, si no de hidratos de carbono de absorción lenta como son la pasta, el arroz, la patata o las legumbres. 
Los hidratos de carbono deben suponer del 50-60% de las calorías diarias de la dieta, ya que van a ser nuestra principal fuente de energía. Es importante que estén presentes en cada una de las 5 comidas que vamos a realizar cada día evitando eso sí los azúcares, ya que estos nos favorecerán el desarrollo de diabetes gestacional. 
Para el desayuno, media mañana y merienda, podemos ingerir los hidratos de carbono en forma de pan, cereales y derivados pudiendo aprovechar que estos sean integrales para aumentar el consumo de fibra y así evitar uno de los síntomas tan comunes en el embarazo como es el estreñimiento. 
Para la comida del mediodía y la cena podemos elegir entre la pasta, la patata, el arroz, las legumbres o el pan. Tanto las frutas como los lácteos también nos aportan hidratos de carbono junto con otras propiedades más concretas que explicaremos en otras entradas de blog. 
Amigas, recordad pues: los hidratos de carbono de absorción lenta son imprescindibles para vivir un embarazo saludable y lleno de vitalidad y cobran más relevancia si cabe durante el segundo trimestre!!!