Cuidado con los suplementos para aumentar la musculatura

|

En ocasiones vienen chicos jóvenes a la consulta en busca de una dieta que les ayude en su propósito de aumentar su musculatura y su rendimiento en el gimnasio. La mayoría de ellos, aunque en ocasiones les cuesta reconocerlo, toman suplementos nutricionales que ni ellos mismos saben exactamente lo que contienen, pero que les han recomendado en el mismo gimnasio o incluso han comprado por internet. 
Amig@s, hay que recordar que la salud es uno de los bienes más preciados que tenemos y que debemos cuidarnos y mimarnos todo lo que esté en nuestra mano para no perderla. No es ni una ni dos las veces que he visto a personas jóvenes con una analítica alterada, como consecuencia de hacer una dieta inapropiada o tomar suplementos que lo que hacen es forzar a nuestro organismo a niveles fisiológicos anormales. En concreto, los órganos que más se suelen afectar en estos casos son el hígado y los riñones, como consecuencia de que tienen que trabajar más de la cuenta y depurar sustancias no beneficiosas para nuestro cuerpo, mediante métodos no convencionales.
Lo que más me llama la atención en este asunto, es que muchas veces se entra en una obsesión de generar más y más musculatura y se hace caso omiso a los consejos médicos arriesgando en ocasiones incluso nuestra salud.
Por eso amig@s, en esta entrada de blog me gustaría concienciaros a los aficionados al gimnasio de la importancia de acompañar esta afición de una dieta saludable, omitiendo dietas hiperproteicas basadas en claras de huevo y pollo, así como suplementos “alimenticios”, a veces de dudosa procedencia, que ponen en riesgo nuestra salud.